Home / Sindrome de la banda iliotibial

Sindrome de la banda iliotibial

Sindrome de la banda iliotibial

¿Que es Sindrome de la banda iliotibial ?

La banda iliotibial sobre un esqueleto femenino

La banda iliotibial es un trozo de cartílago situado como se muestra en el diagrama anterior. Es muy resistente y no puede ser estirado. Como usted puede ver, la banda cambia de dirección en torno a una hendidura del hueso. Ésta se encuentra en el lugar donde la nalga forma  un hoyuelo cuando usted aprieta los músculos glúteos. El dolor generalmente se presenta en ese punto y se puede localizar ejerciendo presión sobre la zona. Si usted puede tocar el punto doloroso, puede estar seguro de que no es un dolor de la articulación de la cadera, ya que la misma se encuentra demasiado adentro como para ser tocada. El dolor también puede ocurrir en la banda dura que puede sentirse en la parte exterior de su muslo o donde la banda comienza o termina como se muestra en el diagrama. Con frecuencia este problema se diagnostica erróneamente como ciática o dolor reflejo. La ciática se encuentra en la parte trasera de la nalga/muslo. Este dolor está en el costado del muslo. No se refleja desde la espalda. El dolor se produce al caminar, mientras se está acostado sobre el costado afectado en la cama y con frecuencia mientras se está acostado del otro lado si la rodilla de la pierna afectada toca la cama. Puede ser que usted se haya dado cuenta de que puede dormir mejor con una almohada entre las rodillas.

¿Qué es lo que hace que duela?

 

En las mujeres, la hendidura del hueso trocánter mayor es mucho más prominente. Esto hace que el ángulo sea mayor para empezar. En los pronadores (personas cuyos pies señalan hacia adentro), no sólo se ven afectados los pies, sino que toda la pierna rotará hacia adentro (en dirección a la patizambez). Esto aumenta aún más el ángulo e incrementa la distancia entre el inicio y el final de la banda hasta por 6mm. Como la banda no es capaz de estirarse, hace que esté muy tirante y sea presionada contra el hueso. Entre estas dos estructuras se encuentra un pequeño saco lleno de líquido llamado bursa no muy diferente de una gominota de gran tamaño. Demasiada presión causará inflamación (denominada bursitis) y dolor. Los hombres son mucho menos propensos a esta afección, pero en caso de tenerla, a menudo es severa.

¿Qué puede hacerse?

Como se ha descrito anteriormente, la banda está hecha de fibras retinaculares totalmente inelásticas. El masaje es muy doloroso y no ofrece beneficio alguno. Como la bursa es un saco de líquido autocontenido, no cuenta con un suministro de sangre importante, lo que explica por qué casi todos los medicamentos antiinflamatorios no funcionan. La codeína, que actúa en el cerebro, es la excepción y proporcionará algún alivio a corto plazo, pero puede ser perjudicial para el aparato digestivo a largo plazo. El frotamiento con antiinflamatorios tópicos no puede penetrar en el cartílago para llegar a la bursa inflamada por su espesor. Los métodos físicos de reducción de la inflamación, tales como el calor y el ultrasonido, ayudarán hasta que el área se irrite nuevamente al caminar el día siguiente. Afortunadamente, esta afección responde muy bien a un tratamiento sencillo. Utilizando placas hechas a medida, denominadas dispositivos ortopédicos que se colocan dentro de sus zapatos, podemos detener la pronación excesiva del pie y limitar el grado de rotación interna que ocurre en la pierna. Esto devolverá a la banda su longitud correcta y detendrá la presión excesiva sobre la bursa. Esta rotación es bastante difícil de controlar, requiriendo aparatos ortopédicos de ajuste perfecto, y por esta razón, las plantillas de talla única de las tiendas de deporte o las farmacias no son apropiadas.

Spread the love
Top