Home / Neuroma de Morton

Neuroma de Morton

Neuroma de Morton

 

¿Qué es?

 

La Fibra Normal

Esta afección es una compresión dolorosa de un nervio justo antes de su entrada en dos de los dedos del pie, generalmente el tercero y el cuarto, pero a veces también el segundo y el tercero. En el siguiente diagrama, se puede ver que el nervio se divide en dos partes, exactamente en el punto en donde el espacio entre los huesos es más estrecho. Si el nervio se daña en repetidas ocasiones, el nervio se engrosará, formando una masa sobre el nervio en este punto. Cuanto más grande se torne el nervio, mayor es la probabilidad de que quede atrapado entre los huesos y el problema puede aumentar y convertirse cada vez más doloroso.

 

¿Cuáles son los síntomas?

 

El dolor se produce casi exclusivamente al usar calzado. El dolor se presenta como un pinchazo agudo que parece un choque eléctrico que se extiende a los dos dedos adyacentes. A menudo hay una sensación de clic que se produce en el momento del pinchazo.

 

¿Qué es lo que lo causa?

 

Para empezar, todas las cosas que pueden causar el problema tienen que ver con razones por las cuales se reduce el espacio entre los dos huesos largos. Estas incluyen el tener una forma inusual de los huesos, usar calzado que aprieta los huesos de lado a lado o tener pies en pronación o inclinándose hacia adentro. La pronación hace una diferencia, porque la cabeza de los huesos largos es más profunda que ancha. Cuando el pie señala hacia arriba y hacia abajo, también lo hacen esos huesos, lo que significa que están en su posición más delgada. Cuando los pies giran hacia adentro, los huesos rotan y ocupan más lugar lateral.

 

¿Cuál es la solución?

 

Prestar atención al calzado es el primer paso. Es posible causar el problema simplemente con una mala compra de zapatos. Asegúrese de que sus zapatos no le aprietan a través de la bola del pie. Para tratar el dolor, si es un caso sencillo, puede ser suficiente con que el podólogo amolde una almohadilla de silicona entre los dedos del pie. Si el problema es más grave, se utilizan varios tipos de relleno para desviar la presión. A veces, puede ser necesario un inserto en el zapato denominado órtesis, que aumentará el espacio entre los metatarsianos, enderezándolos hacia arriba. Estos métodos resolverán el problema en el 98% de los casos. En el 2% restante, podrá ser necesario inyectar un esteroide al nervio, u ocasionalmente proceder a la extirpación quirúrgica total.

Spread the love
Top
Phone now