Rotura de placa plantar – “Dedos separados”

¿Que es la placa plantar?

La placa plantar es una banda de cartílago cuya única función es ofrecer estabilidad de lado a lado a los dedos medios del pie. Si se rompe, los dedos del pie se pueden desviar creando una separación en V entre los dedos, casi siempre entre el segundo y tercero o entre el tercero y el cuarto.

¿Quien lo tiene una placa plana roto y por que?

Las roturas de la placa plantar se asocian  comúnmente con la pronación o pie inclinado hacia adentro. Este problema mecánico tiene como consecuencia que el  hueso metatarsiano mayor no desempeña bien su trabajo, recargando los huesos más pequeños de los dedos menores. El diagrama 2 muestra este cambio de patrón. El exceso de presión provoca un deterioro en la fuerza del cartílago durante varias décadas. En última instancia, suele haber una gota que desborda el vaso, posiblemente incluso un paso de lo más ordinario, que resulta en la rotura.

El dolor se siente durante alrededor de dos semanas, mientras los bordes del desgarro cicatrizan. En tanto que el dolor desaparecerá muy pronto, la rotura se abrirá bajo la presión de los pequeños  músculos lumbricales del pie y no volverá a unirse. Se consolidará en su nueva posición, permitiendo que el dedo del pie relacionado se desvíe hacia el costado. En resumen, las roturas de placa plantar ocurren en pronadores, habitualmente mujeres mayores de 40 años de edad.

¿Que puede hacerse para rotura de placa plantar?

Antes de que ocurra la rotura, la zona probablemente se sentirá magullada y probablemente desarrollará una capa de callos, como resultado del aumento de presión. Si el problema se aborda en este momento, es probable que la rotura se pueda evitar haciendo que las presiones del pie vuelvan a la normalidad mediante el uso de aparatos ortopédicos.

Si el desgarro acaba de ocurrir, una simple plantilla que cubra la bola del pie con un corte a la zona irritada ayudará en mucho para reducir el dolor. A largo plazo, mientras que los dispositivos ortopédicos protegerán la zona y reducirán los síntomas permanentes de sobrecarga en el antepié, la cirugía es el único método de corrección de la separación de los dedos del pie. Mientras que la reparación física de la rotura es una cirugía simple, la ubicación de la incisión y la cicatriz resultante puede causar problemas permanentes. Se requiere de adecuado asesoramiento y evaluación antes de proceder a este paso.